«No sabemos qué hacer contigo»

La semana de Pascua de 1943, la salud de Luka Brajnović, confinado en el campo de Kamensko, no hizo sino empeorar. La situación se hizo tan penosa que ya casi no podía ni moverse. Pero no perdía la esperanza ni la rapidez de reflejos ante sus interrogadores. Así se...